LA LLAMADA AL DESPERTAR

El Despertar

En estos momentos están sonando los despertadores de muchísimas personas en toda la Tierra, alertándolas del mundo que existe más allá de la dimensión física.

Si desafías a una Entidad incorpórea tres veces en el nombre de Dios, ésta debe revelar su identidad o desaparecer. Estás en la Tierra en una misión Espiritual de una manera fácil y gradual. Antes de aterrizar en esta vida con un cuerpo físico, tu Alma había puesto el despertador en marcha por si a caso no te despertabas a tiempo, para realizar el trabajo que viniste a hacer. La razón por la cual, las llamadas al despertar pueden ser dolorosas, es porqué algunas personas precisan una situación tramautica para despertar a una conciencia Espiritual plena. 

 

Gestionamos la energía de las emociones. 

Terapias energéticas emocionales. 

ESPIRITUALIDAD  

La Era del Despertar

La Espiritualidad es nuestra chispa divina reside en nuestro corazón donde está nuestra alma.

Al equilibrar nuestra parte divina con la racional, encontramos el equilibrio interior, si renunciamos a ella es cuando nuestro interior se encuentra en desequilibrio, somatizando diferentes formas de emociones, inquietud, ansiedad, estrés.

La Espiritualidad es una filosofía de vida, es cuando nos encontramos con nuestro interior, entonces cambia nuestra perspectiva de ver la vida. Cuando abrimos nuestra mente para evolucionar y vivir en consciencia, cambia nuestra manera de ser, de pensar y conectar con nuestra chispa divina, nuestro corazón y nuestra alma.

COMO TRABAJAR CON LA NUEVA ENERGÍA

Trabajar con la nueva energía es muy fácil, si te dejas guiar por ella, sin resistencia, dejando fluir, sintonizando con su vibración y confiando en ella.

Es una energía muy rápida, potente, por esa razón muchas personas chocan con ella al estar en diferente vibración. Esta situación produce malestar en las personas que aún no han despertado.

Esta energía mueve consciencias, cada día que pasa es más potente. Cuando está instalada debidamente en su vibración, las cosas y circunstancias son muy diferentes.

La energía del amor-corazón-mente da un sinfín de oportunidades, eleva la consciencia individual y colectiva.

CUANDO HABLAMOS DE NUESTRA PARTE ENERGÉTICA

Es la que no se palpa no se ve, siempre está en movimiento. Nunca muere, se transforma, cambia. Reconocer la parte energética combinada con nuestro cuerpo físico es el vehículo que transporta nuestra energía. Es la clave para vivir en consciencia, armonía, paz y amor con nosotros mismos.

Para lograr todo esto tenemos que estar dispuestos a reconocer todas nuestras partes. Entonces la vida da un giro de 180 grados.

Eso conlleva asimilar, aceptar e integrar, que tengamos experiencias que muchas veces no tienen lógica, por ejemplo: viajes astrales, visiones, canalizaciones e intuiciones. Aceptando todas estas experiencias es cuando podemos evolucionar, ayudar a la humanidad y al inconsciente colectivo.

               "SOMOS ENERGÍA"